"Agiliza tu cuerpo, agiliza tu mente"

NE DO KWAN

Escuela de Artes Orientales desde 1986

  • RSS
  • Facebook
  • Twitter

MAESTRO

“El maestro que se auto proclama como tal, no es el verdadero maestro. El maestro que pierde el tiempo hablando de los demás, no es el verdadero maestro. El Maestro es el que puede trasmitir las enseñanzas de la memoria del Arte. Es aventurado creer que se conoce el camino, pero quien puede sentir que camina por él, quien esta dispuesto a mostrar sus pasos a los demás, ése es el Maestro, el que esta en sintonía con la memoria del mundo, el que bebe de la fuente del Arte. El Maestro debe crear en su Dochang el adecuado ambiente para que pueda desarrollarse el espíritu del Moo Do (camino del guerrero), debiendo ser muy estricto con el respeto al ritual, vestimenta, comportamiento y el uso de las armas principalmente. El Maestro debe ser consciente de que esta vida es corta para dominar con perfección su Arte. El verdadero Maestro se sabe heredero de la cadena de transmisión del Arte y por respeto y fidelidad al mismo se ve obligado a transmitirlo”.

ANTONIO MIGUEL CAMINO OLEA – Maestro de Artes Marciales

Desde aquí nos gustaría recordar a un gran Maestro y una gran persona D.Antonio Miguel Camino Olea, gracias al cual, el sueño del HAPKIDO ha podido difundirse, y de hecho se difunde cada día más por toda España y el mundo entero.

Maestro Antonio Camino Olea

Maestro Antonio Camino Olea

Él creó nuestra escuela YANG HUM KWAN, esta escuela tan particular, en la que quería recuperar el HAPKIDO tradicional, el que Choi Yong Sul creó, con sus técnicas Coreanas y con las Japonesas, con su aplicación a la defensa personal y a la vez su raíz de Arte Marcial, con técnicas de pierna y movimientos circulares, con un sistema de entrenamiento modernizado, pero respetando las tradiciones, los rituales, la utilización de la Hakama, la etiqueta…

Todo esto es lo que él quería, por lo que trabajó y lo que nos diferencia de tantas otras escuelas de HAPKIDO.

Nos dejó en un momento en el que casi todo estaba hecho pero con pequeños detalles que revisar, de esta manera, es misión de sus alumnos el culminar tal y como él quería, este proyecto de dar a conocer y difundir el Arte Marcial en nuestro país y afianzar sus enseñanzas sin que se pierdan o tergiversen con el paso de los años, como en muchos casos a pasado, y como ocurriera en su momento con las enseñanzas del maestro fundador Choi Yong Sul.

No podemos olvidar de donde venimos, por eso no podemos nunca olvidarnos de él, el que sin duda era el mejor Maestro y una grandísima persona. Para quienes lo conocimos esta labor no entraña dificultad alguna ya que siempre lo tendremos en el recuerdo. Hablar con él, entrenar con él, sentir el HAPKIDO fluyendo por su cuerpo, dejaba marcado a todo el que se acercaba con espíritu de aprendizaje… Pero desgraciadamente muchos alumnos ya no podrán conocerlo ni sentirlo, es por eso que desde aquí queremos recordarlo y transmitírselo a nuestros alumnos y compañeros.

Él se refleja en cada entrenamiento, cada curso o reunión, en cada técnica y en cada movimiento. Este es su legado.

Javier Romero.

ADIÓS A UN GRAN MAESTRO

Antonio Miguel Camino Olea fue uno de los grandes Maestros que han dado las artes marciales de nuestro país. Cordobés de nacimiento, comenzó a practicar Taekwondo en 1979 y desde entonces su vida y su trabajo estuvieron ligados al apasionante mundo de las artes orientales, alcanzando la categoría de Maestro en varias de ellas. Fundador de la Internacional Yang Kwan HAPKIDO Association, ostentaba los grados de Cinturón Negro 6o Dan de HAPKIDO, 4o Dan de Taekwondo, 2o Dan de Koshiki Karate Do, experto en HAPKIDO Policial y manejo de espada coreana (Komshu), y su nivel técnico era reconocido no sólo en España sino en varios países donde la Escuela Yang Hum Kwan tenía abiertos departamentos.

Muchos conquenses tuvimos la oportunidad de deleitarnos con sus enseñanzas en varios de los cursos que impartió en nuestra ciudad, ya que la Escuela Victoria de Cuenca tenía un estrecho lazo tanto profesional como personal con el Maestro Camino. Nos ha dejado a la edad de 38 años , de una manera repentina e inesperada, ahogando de preguntas las mentes de todos aquellos que fuimos alumnos y buenos amigos. Nos deja un vacío que inútilmente intentaremos llenar con sus recuerdos, consejos y enseñanzas, pero que no reemplazarán nunca su magistral calidad de artista marcial y su enorme condición humana.

Gracias, maestro.

Miguel Ángel López García (Director de la Escuela Victoria de Cuenca).